Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Cada año se postulan estudiantes de diferentes partes del mundo para hacer algún programa académico del Cider. Estas son algunos de las experiencias de estudiantes extranjeros que han estudiado en el centro:

 

Virgilio Aguilar Morales (México)

(Imagen)

Estudiante de la Especialización en Estado, Políticas Públicas y Desarrollo del Cider, de la Universidad de los Andes. Es Ph.D. en Economía Agrícola de la Universidad de Agricultura de Tokio, lugar donde estudió –también– una Maestría y Licenciatura en Economía Agrícola.

Decidió estudiar en el Cider porque consideraba que la especialización contribuirá al conocimiento de la ejecución y evaluación de políticas públicas de Colombia:

“Este conocimiento y experiencia se podrá capitalizar cuando regrese a México y me integre a la empresa de Servicios Profesionales para el Desarrollo Económico, empresa que participa activamente en la evaluación de políticas públicas y estudios específicos”. Y concluye:

“La importancia y la utilidad de realizar la Especialización en Estado, Políticas Públicas y Desarrollo radica en poder tener una comparación y retroalimentación en las acciones y esquemas de planeación, ejecución, evaluación y monitoreo de programas y políticas públicas entre México y Colombia”.

 

Hanna Vera Thiesing (Alemania)

(Imagen)

Estudiante de intercambio. Actualmente está terminando la Maestría en Estudios interdisciplinarios latinoamericanos con especialización en Antropología Social, del instituto de Estudios Latinoaméricanos, de la Universidad Libre de Berlín.

“He realizado algunos viajes a este país con el propósito de investigar sobre comunicación urbana y moderna en la ciudad de Bogotá”.

Su interés particular por el Cider radica en su carácter interdisciplinario:

“Vine al Cider para ampliar mis perspectivas teóricas y metodológicas, ver cursos sobre un tema tan relevante como es el desarrollo en Colombia y tratarlo de manera multidisciplinaria y crítica”.

 

Anayatzin Ramírez Andrade (México)

(Imagen)

Es estudiante de la Especialización en Desarrollo Local y Regional del Cider, de la Universidad de los Andes. Estudió Economía en la Universidad Michoacana en México. En los últimos años de la carrera se focalizó en asesorar a organizaciones comunitarias en procesos de planeación y gestión con el gobierno local y estatal.

Anayatzin se interesó en venir a estudiar a Colombia por las similitudes con México y al mismo tiempo por sus diferencias:

“Existe una trayectoria desde diversas aristas respecto al fenómeno de la violencia, por eso creo que intentar sembrar la semilla del cambio es una tarea titánica más aun en un contexto violento. Por ello creo que mi estancia en Colombia puede darme ideas y estrategias para generar procesos de desarrollo en medio de la desafortunada situación violenta por la que atraviesa México. Además estoy convencida de que los países “subdesarrollados” tienen que pensar en soluciones que nazcan de ellos mismos; y no estar solamente a expensas de recetas provenientes de los países (“desarrollados”) que nos llaman “subdesarrollados””.

Dentro de sus opciones académicas decidió el Cider por su enfoque interdisciplinario del desarrollo local, también por su planta de profesores:

“Considero que son de muy alta calidad y además sus diversas experticias hacen que el programa sea aun más interesante. Me gusta su ubicación física en la ciudad, tiene el privilegio de estar en el centro de Bogotá resguardada por las verdes e imponentes montañas, que para mí es un privilegio y estéticamente una belleza natural”.

 

Caroline Sonnabend (Alemania)

(Imagen)

Es estudiante de intercambio. Llegó al Cider para hacer su último semestre de maestría en Estudios interdisciplinarios latinoamericanos en Desarrollo y transformación cultural antropológica, de la Universidad Libre de Berlín, en Alemania.

Entre sus deseos siempre estuvo conocer Colombia y hacer un estudio en el que analizaba la visibilidad de las Farc en los diferentes medios de comunicación colombianos. Luego de buscar una opción de intercambio en varias universidades del país, se decidió por el Cider, de la Universidad de los Andes, pues era el único Centro que le ofrecía un estudio interdisciplinario sobre desarrollo.

A tres meses de su llegada al Cider, siente que es mucho lo que ha aprendido. Está estudiando desarrollo en un país “subdesarrollado”, lo cual la ha enriquecido mucho personal y profesionalmente:

“En Colombia las personas no se sienten subdesarrolladas (…) Hay que romper con esos imaginarios que le venden a uno en el extranjero con respecto al subdesarrollo”.

 

Felipe Furini Soares (Brasil)

(Imagen)

Es graduado en administración de empresas y especialista en Gestión de ONG, de la Universidad Presbiteriana Mackenzie, en Sao Paulo, Brasil. En el plano laboral estuvo vinculado a la gestión de cooperación internacional para la educación popular en diversas regiones de Brasil.

Felipe buscó un programa que profundizara en conocimientos sobre las dinámicas socio-económicas que generan exclusión y la búsqueda de elementos que le permitieran facilitar procesos de cambio y desarrollo. Lo anterior lo encontró en el Cider y, por medio de una beca para extranjeros en Colombia, que recibió del Icetex, estudió una especialización en Desarrollo Local y Regional.

Según Felipe, el nivel de educación de la Universidad de los Andes es reconocido y sus conexiones internacionales y nacionales vuelven sus programas muy codiciados.

 

Kristin Marie Wegner (Estados Unidos)

(Imagen)

Es ingeniera civil de la Universidad West Lafayette, en Indiana, Estados Unidos, y Magister en liderazgo ambiental de la Universidad de Naropa, en Boulder, Colorado, Estados Unidos.

Ha trabajado en República Dominica y Estados Unidos en iniciativas educativas para jóvenes y en el fortalecimiento comunitario en educación ambiental para la implementación de proyectos de agua potable. Ganó la beca de Embajadores de los Rotarios para estudiar la especialización en Gestión Regional del Desarrollo en el Cider.