Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

El mundo del trabajo p​ara los jóvenes. ​

03/05/2017

 


La imposibilidad de acceso de muchos jóvenes al mundo del trabajo es el problema estructural más importante del mercado laboral de varios países. Sudáfrica tiene una tasa de desempleo juvenil del 53.3, España del 44.4% e Italia del 37.8% (OECD indicators, 2016).

 

En Colombia la tasa no llega a estos niveles, debido a la informalidad y el subempleo, pero la mitad de las personas que no consiguen empleo son menores de 29 años. En 2016 la tasa de desempleo de jóvenes fue 7 puntos porcentuales más alta que la tasa de desempleo para el total de la población. Alrededor de un millón cien mil jóvenes colombianos que quieren trabajar no lo consiguen (Dane, 2016).

 

Las mujeres jóvenes enfrentan mayores tasas de desempleo que los hombres. Aunque la tasa de desempleo de las mujeres que residen en zonas urbanas es la más alta, la brecha entre hombres y mujeres es más marcada en las zonas rurales. En efecto, una mujer joven que vive en zona rural tiene tres veces mayor probabilidad de estar en desempleo que un hombre (Ver cuadro 1).


Cuadro 1. Tasa de desempleo en Colombia. Población total y jóvenes. 2016



 

El desempleo juvenil es un fenómeno complejo con múltiples causas que varían en función del contexto cultural y económico. Una de ellas es la brecha entre las cualificaciones que tienen los jóvenes​ y las que requieren las empresas. En Colombia además preocupa que muchos jóvenes no culminan el ciclo formal de educación media, cuya tasa de graduación en jóvenes entre 16 y 24 años es de 55.7 % (urbano 63 % y rural 31 %) (Jaramillo et al. 2016).

 

Factores culturales explican que el desempleo castigue con mayor severidad a las mujeres, asimismo los prejuicios y percepciones negativas de los empresarios sobre las capacidades, conocimientos y aptitudes de las jóvenes. Los cambios en el ciclo económico explican también el alto desempleo juvenil. Cuando las circunstancias económicas se deterioran los jóvenes son los primeros en ser despedidos. Por el contrario, cuando las cosas mejoran son los últimos en ser contratados.

 

Las consecuencias del desempleo juvenil no son menores. Se desaprovecha el potencial de los jóvenes, se pierde el bono demográfico y se pone en riesgo la estabilidad del sistema de pensiones.

 

Para enfrentar el desempleo juvenil, los gobiernos de varios países han implementado una amplia gama de políticas. A continuación, algunas de las más importantes:

·         Para sostener la demanda de trabajo para los jóvenes se introdujeron los subsidios de empleo - contribución al salario, exenciones a contribuciones de seguridad social y beneficios fiscales a la contratación de jóvenes -.

·         Para crear puestos de trabajo se adoptaron incentivos que promovieran la iniciativa empresarial de los jóvenes, la formación y el acceso a los servicios financieros y no financieros.

·         Algunos gobiernos optaron por apoyar el empleo juvenil a través de obras públicas que mejoraran la infraestructura y el medio ambiente. Se fortalecieron los Servicios Públicos de Empleo para asistir la búsqueda de puestos de trabajo y otros servicios del mercado laboral.

·         Muchos países han financiado programas de desarrollo de habilidades, buscando mejorar la empleabilidad de los jóvenes desfavorecidos.

·         Los ingresos de los jóvenes se han protegido con prestaciones por desempleo y asistencia social, y se han concedido becas para ayudarlos a permanecer en el sistema educativo (OIT, 2015).

 

Colombia ha empezado a recorrer el camino de las políticas juveniles de empleo. La ley 1429 de 2010 (Ley de primer empleo), la ley 1780 de 2016 (Ley ProJoven), los planes departamentales de empleo juvenil, son algunos ejemplos. No obstante, a Juzgar por los persistentes índices de desempleo juvenil, los resultados de las mencionadas leyes son aun parcos. Es importante analizar sus efectos, tomar las lecciones aprendidas e incorporar los ajustes pertinentes.

 

Referencias bibliográficas

CEPALSTAT, bases de datos y publicaciones estadísticas.

Dane (2016) Gran Encuesta integrada de Hogares, Mercado laboral juvenil.

Jaramillo, L.; García, S.; Maldonado, D. (2016) Graduación de la educación media, asistencia e inasistencia a la educación media. Publicaciones EGOB Universidad de los Andes Nº 34.

OIT (2015) políticas de empleo juvenil.​

Otras Noticias