Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

La política pública sobre cuidado de personas mayores es uno de los mayores retos del desarrollo

09/10/2018


​El 1 de octubre fue acordado por la Naciones Unidas como el día internacional de la vejez con el objetivo, entre otros, de "concientizar contra la discriminación de las personas mayores, llamando la atención sobre los estereotipos negativos y las ideas falsas acerca del envejecimiento y desafiando esos estereotipos e ideas" (UN, página Web).

 

En el Cider iniciamos en el 2012 un programa de investigación sobre vejez y envejecimiento, en el área de género y cuidado de la línea de investigación en Género, equidad y desarrollo. Con un proyecto de investigación financiado, tres tesis sustentadas de maestría y cuatro publicaciones en revista indexada y capítulos de libros, en este lustro el Cider ha contribuido al conocimiento de la realidad de la vejez y, especialmente, a la organización social del cuidado de la vejez en una sociedad en envejecimiento.

 

Actualmente se conoce muchísimo sobre la vejez y el envejecimiento en el mundo, pero en Colombia la atención se ha concentrado en el tema de pensiones. Esto es explicable en parte, primero, porque la transición demográfica y el proceso de envejecimiento de la población[1] se ha dado más tarde que en los países de la OECD e incluso que los del cono sur de América Latina y, segundo, debido a la muy baja cobertura pensional de las personas mayores que no llega al 30% de la población.

 

Esta desatención y desconocimiento se ha dado además con lo que el día internacional quiere hacer conciencia: la desvalorización, marginación y discriminación de la vejez. Esto último parece ser compartido con las sociedades modernas contemporáneas y tiene sus raíces en la forma como se ha concebido la organización social y la economía, que se expresa en las actitudes de los individuos, las prácticas institucionales y normativas, y la representación mediática. Todas ellas devalúan y excluyen a las personas mayores.

Dado el proceso de envejecimiento poblacional, el cuidado de la vejez ocupa una demanda central para el Estado y la sociedad que debe ser reconocido. En el programa de investigación del Cider hemos evidenciado tres procesos paralelos que problematizan el cuidado de la vejez en Colombia: su mercantilización, su profesionalización y la institucionalización del cuidado de la vejez en centros gerontológicos y geriátricos, como en entidades del sector de la salud. Así, hemos identificado, primero, el proceso de mercantilización o comercialización del cuidado de la vejez, el cual contribuye a la segregación y desvalorización de la vejez en el caso colombiano; segundo, el proceso de profesionalización del cuidado de la vejez, que lo aleja de las familias y familiares, aunque sigue femenino y feminizado; y, tercero, como el proceso de comercialización se ha dado por vía de la institucionalización, lo que ha hecho insostenible el modelo de cuidado en una sociedad en envejecimiento (Pineda, 2018).

 

En Colombia la preocupación por los y las ancianas que demandan cuidado ha estado dominada bajo el supuesto de que el cuidado descansa en la familia o las redes familiares. Sin embargo, este es un supuesto altamente problemático: primero, por los cambios que han sufrido el tamaño y los arreglos familiares, los patrones de residencia y las relaciones de sus miembros; segundo, porque no se puede asumir que la existencia de familiares sea una garantía de cuidado efectivo; y, tercero, porque más que la familia como unidad de análisis, el cuidado es altamente feminizado y descansa sobre las mujeres. La creciente participación laboral de la mujer en las actividades productivas fuera de casa ha creado el contexto de grandes tensiones entre las labores productivas remuneradas y las demandas tradicionales de cuidado en los hogares, incluyendo el cuidado de los y las ancianas con diferentes grados de dependencia (Pineda, 2015).

 

Este fenómeno coloca una creciente demanda de trabajo de cuidado de personas mayores en el seno de los hogares. Si bien las mujeres en la familia continúan siendo la principal fuente de cuidado, el envejecimiento poblacional y la demanda de cuidado ha propiciado la emergencia, desde el mercado, de una diversidad de establecimientos comerciales, como hogares o casas de cuidado para ancianos o centros gerontológicos y geriátricos, para la atención de las necesidades de cuidado de ancianos de familias de estratos medios y altos. Desde la sociedad civil, igualmente ha surgido una gran cantidad de centros y hogares sin ánimo de lucro, que se han sumado a los tradicionales ancianatos de algunas congregaciones religiosas de origen católico, para la atención de ancianos pobres. Por su parte, el Estado, tanto en el plano nacional como territorial, ha incursionado con nuevas políticas y programas para la adultez mayor (García y Pineda, 2016; Guevara, 2017)

 

Así, la comercialización del cuidado de la vejez ha estado acompañada de un crecimiento significativo del sector salud que juntos han llevado una profesionalización del cuidado. No obstante, las investigaciones muestran una precarización del trabajo de las cuidadoras y unas condiciones laborales que no facilitan el cultivo de una ética del cuidado.  Por su parte, la institucionalización del cuidado no sólo ha desvalorizado el trabajo de las cuidadoras, sino que, a su vez, ha segmentado el cuidado entre pobres y ricos y ha llevado al aislamiento de la vejez y a su desvalorización social (González, 2013; Pineda, 2015; Guevara, 2017).


En algunas publicaciones hemos podido dar a conocer estos avances, pero aún falta mucho por indagar en esta agenda de investigación para informar a la opinión como a la política pública que enfrenta quizás los mayores retos del desarrollo.

 

Publicaciones y tesis

Pineda J, Gomez D. (2013). "Trabajo y vejez: debates y perspectivas". En Trabajo decente en Bogotá. Diagnóstico, Análisis y perspectivas, pp. 143-166. Ediciones Uniandes. Bogotá.

González M., Lina Sofía (2013). Trabajo de cuidado y vejez: condiciones laborales, dinámicas organizacionales y devaluación social. Trabajo de tesis, MEID, Cider.

Pineda, J. (2014). "Trabajo de cuidado de la vejez en una sociedad en envejecimiento". Revista La manzana de la discordia, Vol. 9, No. 1: 53-69.

Pineda, J. (2015). "Vejez, dependencia y cuidado en Colombia". En Envejecer en Colombia, (Ed.) Pablo Rodríguez Jiménez y Fernán Vejarano A., Universidad Externado de Colombia, pp. 245-271.

Guevara-Peña, Nora Liliana (2016). "Impactos de la institucionalización en la vejez. Análisis frente a los cambios demográficos actuales". Revista Entramado, Vol. 12 (1), pp. 138-151.

Garcia C. A., Pineda J. (2016). Personas mayores habitantes de calle: el caso de un Centro Noche en Bogotá. Trabajo de tesis, MEID, Cider.

Pineda, Javier (2018) "Cuidado institucionalizado y vejez". En Género y cuidado: teorías escenarios y políticas. Compiladoras Adira Amaya, Luz Gabriela Arango, Tania Pérez-Bustos y Javier Pineda. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia, Universidad de los Andes y Universidad Pontificia Javeriana.

[1] Incremento proporcional de la población mayor en la estructura poblacional que se duplica entre el 2000 y el 2018 al pasar del 7 al 14%.​


Otras Noticias