Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

​La relación entre desarrollo y ambiente ha sido extensamente debatida en espacios académicos y sociales. Las discusiones se han centrado en los efectos de la economía y la sociedad sobre la naturaleza y los recursos que esta provee. El Cider reflexiona sobre los modelos de pensamiento, paradigmas económicos y científicos, prácticas productivas y comportamientos sociales que afectan la sustentabilidad de la vida. Esta reflexión cuestiona el desarrollo como una de las causas principales de la crisis ambiental y propone visiones alternativas que consideren los límites biofísicos, los procesos sociales y los debates políticos alrededor de la sustentabilidad.



Esta línea aborda los siguientes temas:
  • Ecología política y justicia ambiental

​Los conflictos socioambientales surgidos en el contexto de proyectos impactan los ecosistemas y transforman la relación entre sociedad y naturaleza. Uno de los enfoques desde los cuales se han analizado dichos procesos es el de la ecología política. La profesora María Cecilia Roa y los profesores Carlos Julián Idrobo​ y Gonzalo Vargas Forero han trabajado en torno a tres subtemas:

El primero es el de las disputas que se libran por recursos como la tierra, el agua, el petróleo y los minerales, las cuales han generado conflictos socioambientales en diversas regiones del país. El surgimiento de estos conflictos ha evidenciado la existencia de diversos conceptos del desarrollo y ha llevado a controvertir la visión dominante frente este, la cual asocia desarrollo con crecimiento económico. Incluso, estas disputas han conducido a que se cuestione el concepto mismo del desarrollo y al surgimiento de opiniones críticas. Las propuestas encaminadas a que la sociedad transite hacia modelos de menor impacto sobre la naturaleza, así como hacia nuevas formas de relación entre grupos sociales y con los territorios, son de gran interés para el Cider.

Un segundo subtema es el de las luchas sociales libradas en torno al ambiente. En particular, los procesos de movilización social alrededor de las decisiones relacionadas con actividades extractivas. Estas se han llevado a cabo en muchas regiones del país y sus resultados han mostrado la profunda inconformidad social con la visión de la naturaleza como fuente de recursos para el consumo. Tales movimientos sociales han abierto un debate nacional sobre la toma de decisiones concernientes al extractivismo, el cual es tema de interés investigativo del Cider.

Un tercer asunto gira en torno a la conflictividad y la movilización sociales en las zonas mineras y petroleras del país: por un lado, qué factores explican que varíen de un lugar a otro y, por otro, en qué medida la movilización social alrededor de la minería contribuye a transformar las instituciones y prácticas mineras en Colombia y qué podría explicar que una protesta o un tipo de protesta sea efectiva o no. Estas cuestiones se inscriben en una agenda investigativa sobre la movilización social en torno a las industrias extractivas.

  • Biodiversidad y nuevas ruralidades

Otro tema relevante dentro de esta línea es el de las relaciones que entablan los pueblos indígenas y tradicionales con sus territorios y la biodiversidad. Tales estudios se llevan a cabo a través de investigación participativa sobre modos de vida y bienestar local y acciones colectivas para mantener relaciones con territorios ancestrales en contextos de cambio ambiental y socioeconómico.

Este tema se viene investigando en colaboración con consejos comunitarios en el Pacífico colombiano que vienen haciendo esfuerzos de conservación biocultural en sus territorios. Los regímenes especiales de manejo o áreas exclusivas de pesca artesanal se destacan como figuras de ordenamiento territorial que han permitido a dichas comunidades alcanzar arreglos institucionales entre sí y con las autoridades ambientales nacionales para decidir el futuro de sus territorios.

Para abordarlo, se emplea un lente interdisciplinar que articula el bienestar social para examinar alternativas al desarrollo surgidas desde el territorio, la ecología política que visualiza retos asociados al acceso y distribución de beneficios concernientes a la biodiversidad y sistemas de conocimiento que vinculan ontologías occidentales y no occidentales. Particularmente, se destaca la contribución de este tema a la escuela de bienestar social, dada su concepción del bienestar como un aspecto ligado no solo a lo material, sino a lo relacional y a lo subjetivo. Lo anterior implica una crítica a la comprensión dominante de los pueblos indígenas y tradicionales, la cual los asocia con grupos pobres que deben ser sacados de dicha condición. Existen comunidades rurales que se relacionan con sus entornos desde lógicas diferentes a las del mercado o la economía ortodoxa. De esta manera se acerca la preocupación de los investigadores de la línea a visiones del desarrollo provenientes del mundo indígena y campesino latinoamericano, basada en formas no occidentales de comprensión del mundo y de la relación de las comunidades con el ambiente. Además de los proyectos de investigacion sobre este tema, se destaca la consultoría contratada por la Asociación Canadiense de Cooperativas ACC-Incubadora Empresarial Colombia Solidaria Gestando, con el objetivo de documentar y analizar el modelo de desarrollo rural 'Impact' Acc-Gestando.

Investigan este tema el profesor Juilián Idrobo y la investigadora posdoctoral Cindy Córdoba​, quien estudia la resiliencia socioecológica y sus articulaciones con las relaciones de poder existentes en comunidades campesinas de Brasil y Colombia.

  • Agua, sostenibilidad y territorio​​​​

El agua, por ser elemento esencial para la vida y un derecho humano fundamental, se plantea con un eje de organización social y de planeación territorial. Este tema se aborda desde diversos enfoques. Por un lado, se busca fortalecer concepciones de la naturaleza como los bienes comunes, como base de modelos de organización social y de asignación del agua alrededor de priorizaciones sociales y principios comunitarios. Las concesiones de agua como mecanismo de asignación y los acueductos comunitarios como forma de organización social y de relación con la naturaleza se estudian frente a las vulnerabilidades que impone el modelo económico. También se estudia desde el enfoque de la justicia hídrica, a través del cual se indaga sobre procesos de democratización ambiental en fronteras extractivas, por ejemplo en el proyecto Definiendo justicia y democratización ambiental desde territorios hidrosociales, dirigido por la profesora María Cecilia Roa.

Por otro lado, los procesos de ordenamiento territorial se tratan desde los enfoques de territorios hidrosociales y de gobernanza del agua. Los territorios hidrosociales son configuraciones espaciales de gente, instituciones, flujos de agua, tecnología hidráulica y medio biofísico, que giran en torno al control del agua. El enfoque de gobernanza del agua analiza la relación entre configuración territorial, afectación de ecosistemas y servicios ecosistémicos y el papel de los actores económicos, políticos y sociales en esta relación. Por medio de estos enfoques y de diversas metodologías que incluyen el análisis de transformaciones espaciales, el metabolismo hídrico y los modelos de gobernanza, se busca diagnosticar y proponer sistemas más sustentables de ordenamiento y ocupación territorial. Entre los proyectos más recientes se destaca el de Transformaciones territoriales con enfoque hidrosocial y gobernanza. Investigan sobre este tema el profesor Andrés Hernández​ y la profesora María Cecilia Roa.​​