Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Desde su génesis el Cider, de la Universidad de los Andes, ha sido propenso hacia un balance de una sólida fundamentación teórica y una clara aplicación empírica en el campo de los estudios sobre desarrollo. La fundamentación teórica se ha guiado por el rescate de los legados históricos de pensamiento, la incorporación de aproximaciones heterodoxas y flexibles, la propensión al diálogo interdisciplinario y a la búsqueda de alternativas y soluciones a los problemas del desarrollo. Adicionalmente, en las distintas fases de la existencia del Centro, la investigación aplicada y la consultoría, se han integrado estrechamente con la docencia y los programas de estudio, y han sido los medios más apropiados para generar conocimiento e informar las intervenciones de distintos agentes de desarrollo.

Desde 1996, con el registro del grupo de investigación ante Colciencias, la investigación, en forma más sistemática, se ha concretado en distintas líneas de trabajo. Estas líneas de investigación, con cambios y ajustes a través del tiempo, han mantenido continuidad y han permitido situar al grupo en el más alto escalafón de Colciencias (A1). El desarrollo de las líneas tanto en docencia como en investigación, ha permitido su consolidación actual en tres campos específicos: Territorio, medio ambiente y desarrollo; Equidad, género y desarrollo; e Instituciones, conflicto y desarrollo.

Para los próximos cinco años el Cider tiene como objetivo incrementar la calidad, el volumen y la coautoría de nuevos productos de conocimiento, para lo cual contempla un plan de investigación que parte de fortalecer sus líneas de investigación, con el desarrollo de programas y proyectos específicos en cada una de ellas. Se tiene previsto además un proceso de integración con la comunidad académica internacional mediante apoyos de movilidad docente y estudiantil, la financiación de becas posdoctorales y de proyectos semilla para apalancar proceso de investigación a largo plazo.